Conoce todo sobre los senos y amalos

Conoce todo sobre los senos y amalos - Nosotras

Volver a

Cuando entras a la pubertad tu cuerpo tiene algunos cambios que te indican que estás iniciando esta gran etapa, algunas señales que puedes presentar son: la aparición de acné, vello, flujo vaginal y crecimiento de los senos. En el caso de las mujeres, el crecimiento de los senos es uno de los cambios que más llama la atención, ya que es el primero que la mayoría nota.

Hoy queremos compartir contigo todo sobre los senos para que aprendas cada día más, sobre tu cuerpo, con Nosotras.

Lo primero que debes de saber sobre el crecimiento de los senos es que cada mujer vive este proceso de manera diferente, quizás puedes presentar otras señales de la pubertad antes de ver el desarrollo de tus senos o notar que algunas de tus amigas del cole ya están en este proceso y tú no ¡es súper normal! no te tienes que preocupar, ni sentir mal, a algunas de nosotras nos toma un poco más de tiempo notar los cambios en nuestro cuerpo, lo más importante es que aceptes y ames cada parte de tu cuerpo como es.

"¿Hasta qué edad me pueden crecer los senos?"

Durante la pubertad, los senos suelen tener su mayor desarrollo entre los 8 y 13 años, pero este proceso se puede dar hasta los 19 o 20, pero esto NO quiere decir que cuando llegues a esta edad el tamaño de senos que tienes en ese momento será para el resto de tu vida.

Te contamos que los senos no dejarán de crecer, pues siempre estarán en constantes cambios y transformaciones que seguro tú no notarás, por ejemplo, en la etapa del embarazo, la mujer tendrá un aumento en el tamaño de sus senos porque se preparan para la lactancia. El aumento y pérdida de peso o los cambios hormonales también pueden hacer que tus senos se vean más grandes.

¿Sabías qué el tamaño de tus senos puede ser hereditario?

Aunque suene un poco extraño, puedes heredar el tamaño de tus senos tanto por el lado de la familia de tu mamá, como la de tu papá, es muy probable que tu abuela también sea o haya sido la misma talla de bra que tú. ¡¡WOW!! Y creer que solo nos parecemos a nuestras tías, abuelas o primas en el cabello, sonrisa, personalidad u ojos.

¡¡Es increíble este dato!! ¿No te parece?, si te pareció súper interesante, descubre en este artículo otros ¡datos curiosos sobre las senos! seguramente no sabías esto y aprende más con Nosotras, ¡¡te encantarán!!

"¿Es normal que me duelan los senos mientras están creciendo?"

Claro que es normal que en este proceso sientas un poquito de dolor, hinchazón o presión, pero si el dolor es muy intenso y no es soportable, es súuuper importante consultar de inmediato con un médico.

Tip para el dolor: colocar compresas de agua caliente sobre los senos.

Gracias al cambio hormonal que tiene nuestro cuerpo durante los ciclos menstruales, también es normal que duelan o estén un poco hinchadas las boobies.

¿Sabías que existe un término médico que se utiliza para el dolor de los senos?, descúbrelo en el artículo ¡Me duelen los senooos!

Cuida de ellos.

Así como cuidas tus manos, tu cabello y tu piel, es súper importante que cuides de tus senos ¡son una parte fundamental de tu cuerpo! y estos tips de ayudarán a protegerlos:

  • Evita dormir boca abajo, esto podría generar cambios en tus senos si lo haces todas las noches.

  • Elige el brasier adecuado, evitarás dolores de espalda, malas posturas y estarás más cómoda y segura todo el tiempo.

  • Ten una alimentación balanceada para disminuir el riesgo de padecer enfermedades.

  • Toma mucha agua.

  • Revisa tus senos, cada mes o dos meses, para asegurarte de no tener masitas o bultitos en ellos, este es un procedimiento que puedes hacer tú misma en casa, y si llegas a notar algo que no esté normal en este autoexamen, dile a tus padres y consulta con tu médico, esto te ayudará a prevenir cualquier irregularidad.

Aprende cómo realizarte el autoexamen en el artículo ¡Mes de la lucha contra el cáncer de mama! Entérate de todo sobre el autoexamen.

¿Sabías qué los senos no tienen el mismo tamaño?

Si durante la etapa de la pubertad notas que uno de tus senos es más grande que el otro, ¡¡no te preocupes!!, no solo te pasa a ti, no hay dos senos que tengan el mismo tamaño, pues al igual que los pies o las manos, un seno puede tener un tamaño, forma o volumen diferente, ¡¡PERO OJO!! Si el crecimiento es exagerado y repentino, es momento de consultar con un doctor.

Esperamos que hayas aprendido todo sobre los senos en este artículo, si quieres saber más, cuéntanos en los comentarios qué te gustaría saber.

Nota: Durante este proceso no compares tu cuerpo con el de las demás personas, todas vivimos de maneras únicas y diferentes este momento, tu cuerpo es perfecto y no necesitas la aprobación de nadie para amarte y sentirte bien.

Regálate 10 minutos en el espejo para que notes que tu cuerpo está diseñado para ti, no necesitas más ni menos para verte “más hermosa”, eres increíble y perfecta con el cuerpo que tienes.

Déjanos tus comentarios