Volver a

Estuve mucho tiempo luchando contra mis inseguridades, con los estereotipos y las condiciones de belleza que la sociedad imponía. Me preocupaba tanto por mi físico, por cómo me veían los demás, por lo que iban a pensar o a decir, que llegué a un punto en el que no disfrutaba las relaciones que llegaba a tener por el simple hecho de sentirme insegura.

Veía chicas más lindas, más altas, más flacas y yo misma me echaba abajo sin necesidad alguna.

Hasta que un día me di cuenta que al imponerme tantos estereotipos en mi cabeza me lastimaba yo misma. Entendí que no soy perfecta y eso está bien, me dí cuenta que no, no soy tan alta como otras y eso también está bien, me dí cuenta que no, no tengo un abdomen plano y eso está bien.

Muchas veces intentamos imitar algo que no somos y no nos damos cuenta que el retrato original es hermoso tal y como es, no necesitamos agregar más cintura, más cadera o más altura; ¡somos como somos por algo! Somos perfectas en nuestra propia belleza.

Hoy en día me acepto como soy, con mis defectos, con mis kilitos de más, con mis granitos, con mi pelo corto, con mi estatura no tan alta, ¡esto soy yo!, y eso lo disfruto muchísimo.

Si necesitan hablar con alguien saben que pueden contar conmigo, ¡¡yo también lo necesito!! Instagram: @abriilpacheco

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online