Volver a

La fotografía fue tomada un día que parecía cualquiera, común como muchos, aunque en realidad desde el momento en que decidí cómo me quería ver ese día, todo fue diferente. ¿Por qué? Porque con esta imagen abrí un nuevo capítulo en mi proyecto, uno en el que yo sería la protagonista de la historia, y con el que decidí que, como personaje principal de una novela famosa, podía inspirar a otros.

Ya me había presentado anteriormente, pero esta vez quiero dejar expresa mi intención, y es ayudarte a que vivas con ganas tu vida, esa que tienes ahora, esa que te tocó vivir, solo que ahora la vas a disfrutar con amor, con salud, paz y felicidad.

A lo largo de estas notas, que desde ahora escribiré para ustedes #AmigosDelAlma, les contaré cómo podemos alcanzar o tan siquiera acercarnos a ese objetivo.

La felicidad, esa palabra tan sonada y utilizada por todos en el mundo, esa con la que muchos soñamos y otros pocos han querido creer que es imposible. Saben a mí ¿qué me hace feliz? Esas cosas sencillas, de esas cosas que te trae la vida y que en ocasiones ignoramos, como por ejemplo; una bella flor en tu camino, un tierno animalito que se te acerca a saludar, un hermoso día soleado, o porqué no uno lluvioso, una persona que te saluda, un cumplido, poder comer un dulce que te gusta, o tu comida favorita, sentirte cómoda y a gusto con quien eres y cómo te ves cualquier mañana, etc… de verdad son muchas cosas que a mí me hacen feliz, y que a ti también te pueden hacer feliz; si así lo decretas para tu vida.

Ser feliz tiene infinitas recetas, versiones y testimonios, porque es la combinación de muchas cosas, cosas que te ayudarán a alcanzar este objetivo, si así lo deseas. La felicidad es una constante búsqueda que se da día a día, y aunque no sea plena, te aseguro que con la actitud, la voluntad y la perseverancia lograrás ser una persona más feliz, es más; ya te dije tres ingredientes clave de la felicidad, y útiles en muchas ocasiones.

A veces nos venden la idea de que la felicidad es inalcanzable, o que solo le pertenece a algunos, o peor aún que la felicidad está al alcance de un bien físico y material, ante eso debo decir que la felicidad es una decisión, que cuando decidas que vas a ser feliz, es la mejor decisión que puedes tomar.

Un buen comienzo para empezar a recorrer el camino de la felicidad está contenido en las palabras que describen la imagen; ama, siente, sueña y agradece. Probablemente muchos las hemos escuchado de diversas personas, en diferentes contextos y situaciones.

Pero ¿qué significa amar, sentir, soñar y agradecer? ¿Cómo se hace o usan cada una de esas palabras? Pues bien, te diré qué significa cada una de esas palabras para mí.

  1. El amor, aunque es el tema principal de composición de poetas, músicos, artistas y demás, es algo indefinible, sencillamente porque para ti el amor se da de una forma y tiene un significado diferente al que puede tener para tu hermano, o amigo. Lo que sí es cierto, es que aunque el amor sea impalpable, es indiscutible que es algo que se siente, que te acelera el ritmo cardiaco y te pone feliz, la palabra contenida a la imagen hace principalmente alusión al amor que debes sentir por las cosas que te gusta hacer, tu vocación, tu profesión, o simplemente cualquier acción que hagas día a día. La cena, los quehaceres, lo que sea, ¡hazlo con amor!, y sobre todo sintiendo amor por ti misma y te aseguro que el universo solo te devolverá eso a ti, amor.

  2. La segunda palabra es siente; unas líneas arriba les decía que me gustan aquellas cosas sencillas y naturales, pues bien, esto es porque yo he decidido querer sentir. Cuando pones barreras en tu vida, cuando te dejas acaparar por la rutina, cuando no dedicas tiempo para ti y para hacer lo que te gusta; dejas de sentir. Entonces pasa que cuando en tu camino te encuentras con una bella flor que brotó para ti ese día, la ignoras y te niegas a sentir, así como te niegas a ser feliz.

  3. Soñar, esa es la tercera palabra; y para soñar ya no es necesario estar dormido, porque es posible soñar, imaginar e ilusionarnos despiertos. Nunca, nunca dejes de soñar, idealizar tus planes, tus metas, tus objetivos, imaginártelos materializados, cuando lo haces. Cuando te conviertes en una soñadora empedernida, ves posibilidades, ves las cosas positivas de la vida, ves soluciones, ves que es posible hacer eso realidad, y el universo conspira para traerlo a ti.

  4. La última palabra es agradecer, a veces, cuando nos consumimos en “problemas” solo nos enfocamos en pedir, pedir a Dios, pedir a otros, pedirnos a nosotros mismos, pedir y pedir. Pero… ¿has hecho una pausa para agradecer? Esto es necesario. Empieza por sentir, y agradece; agradece cada cosa buena o mala que te pasa, agradece el saludo de un desconocido, agradece verte y sentirte bien, agradece estar vivo, cuando vives agradecido contigo, con los demás, con la vida, te aseguro que serás una persona más feliz.

INSTAGRAM - @psicokarengarcia

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online